Community Manager , el manitas de la red

redes sociales

En este año y medio de auto aprendizaje sobre Social Media y Community Management han pasado por mis ojos muchos blogs, presentaciones, tutoriales,  libros, eventos, congresos, perfiles de profesionales y amigos desinteresados. Poco a poco he ido llenando mi mochila de conocimientos y he ido comprendiendo un mundo nuevo, vertiginoso e inagotable como es Internet. No obstante,  aún no termino de poner punto final al perfil del Community Manager y a sus funciones.

Al ser autónoma y muy pequeña, de tamaño y empresarialmente, cada experiencia, cliente o contrato han sido un total desafío porque he tenido que adaptarme a sus necesidades,  presupuestos e incluso al grado de fe o convencimiento sobre su participación en el mundo on line.

Intento enmarcar mi oficio como consultora estratégica de Social Media,  pero esta labor se vuelve cada vez menos conceptual y cada vez más práctica y multifuncional.  Aunque la estrategia es la clave del éxito en cualquier acción de Internet, de nada sirve si no se tienen conocimientos de comunicación, marketing, piscología, política, antropología, diseño gráfico y fotográfico, etc;  eso sin contar el conocimiento multisectorial que se debe desarrollar,  si aún no nos hemos decidido por un solo sector empresarial o social.

Cuando estudiaba periodismo, recuerdo mi cara de desconcierto cuando un profesor me dijo que con esa carrera iba a saber de todo y a especializarme  en nada,  pues ahora de Community Manager hay que saber de todo y especializarme en todo, si se quiere ser uno de los buenos. Así que horas, horas y horas nunca serán suficientes para absorber tanta información y aplicarla, incluso ser un friki debe ser un requisito básico para ejercer esta actividad.

Si mis compañeros de clase en Aula CM ven este post  espero que no se asusten, porque puedo decir que ser Community Manager es la respuesta que no pude darle a mi  profesor de periodismo aquel día; no sólo me he especializado en algo sino que he encontrado una rama de la comunicación que todos los días me sorprende, me emociona,  me deja obsoleta y me hace estar con los ojos y los oídos muy abiertos. Y lo mejor,  ser Community Manager me  hace partícipe directa de la gran revolución digital que estamos viviendo.

Anuncios